sábado, 8 de mayo de 2021

Hoces del rio Duratón, Sepúlveda y Coca, (Octubre 2020).

En la festividad de las fiestas del Pilar en Zaragoza, y de la hispanidad en resto de España, el día 12 de Octubre fue lunes, como consecuencia de tener un fin de semana "largo" de tres días decimos hacer un sendero que ya tenia pendiente de hacer unos años atrás cuando pasamos y estuvimos en Sepúlveda recabando información en su oficina de turismo.

Asi que el viernes día 09 de Octubre emprendimos viaje de Zaragoza a Sepúlveda en la provincia de Segovia perteneciente a la Comunidad de Castilla y Leon, Para dormir en uno de sus aparcamientos para hacer al dia siguiente las Hoces del rio Duratón, un sendero de unos 10 Kilómetros en la profundidad de unas hoces junto al rio y con alto valor ambiental y natural en la zona.


Viernes 09 de Octubre de 2020.

En un año duro donde la pandemia nos había arrebatado muchas vidas a este pais y libertad para viajar, aprovechábamos las pocas oportunidades de movilidad que se presentaron aquel año asi que nos lanzamos a la carretera aquel viernes con la idea de disfrutar viajando y viendo lugares nuevos, siempre tomando todas las medidas de seguridad para evitar el contagio del maldito virus.




Aparcamos y dormimos en aparcamiento de la parte baja de Sepúlveda entre la población y la entrada al senda larga de las Hoces, un lugar tranquilo por lo menos la primera noche que allí estuvimos...

Sábado 10 de Octubre de 2020.

El sábado por la mañana despertamos pronto para desayunar y poder hacer el sendero sin mucha gente ya que es muy concurrido al menos en los primeros kilómetros, ya que tiene unos 10 kilómetros de largo y nos llevaría hacerlo medio día casi entre la ida y la vuelta, llevábamos agua y algo de comida, asi que lo teníamos todo preparado para hacer la senda.









El recorrido comienza en una bajada desde el parking a las puertas del sendero, y transcurre entre los puentes de Talcano y el de Villaseca, al final después del puente de la carretera hay una zona recreativa con bar restaurante y un aparcamiento, se puede hacer la ida y la vuelta en bus contratado, pero nosotros además con el perro no podíamos tomar esta opción, llegamos hasta este punto, almorzamos los bocadillos que llevábamos y tomamos café en el bar antes de volver a Sepúlveda, disfrutando de nuevo el camino con la visión de la vuelta atrás.








Con la satisfacción de haber terminado un recorrido en el que nos lo pasamos genial, sin apenas cruzarnos con nadie en toda la senda, la verdad es que son muy pocas las personas que la hacen completa y mucho menos la ida y la vuelta, mas cuando hay un servicio de autobús que te puede llevar hasta el final para que vuelvas o a la inversa.

Descansamos y con una buena ducha reparadora decidimos ir a visitar la Ermita de San frutos, un reclamo turístico de la zona, y al que acude mucha gente, tiene aparcamiento y algunos en las redes comentan que han pernoctado aquí, pero nosotros solo fuimos a hacer la visita y volvimos de nuevo a Sepúlveda, la visita merece la pena.











Si por la mañana habíamos disfrutado de las Hoces del rio Duratón desde abajo, desde la privilegiada situación de la ermita de San Frutos podíamos disfrutar de unas vistas desde la parte mas alta de estas Hoces y con un atardecer que le daba un color muy especial al lugar, al ser invierno, y ser los días mas cortos debíamos darnos prisa para llegar al aparcamiento y volver a Sepúlveda donde dormimos en el mismo aparcamiento.

Domingo 11 de Octubre de 2020.

En el aparcamiento junto a otras autocaravanas y campers, la guardia civil estaba tomando datos a un matrimonio de una de las autocaravanas y al salir a preguntarles vemos que por la noche han tirado piedras contra las autocaravanas destrozando un cristal de una integral, desgraciadamente algunos hijos de la gran puta no tienen otra cosa que hacer que molestar a quienes visitan algunos pueblos y esa noche les toco a nuestros vecinos de aparcamiento, la carretera esta lejos de los vehículos por lo que hay que entrar expresamente en el aparcamiento para hacer la gracia y vaya que si la hicieron.

Después de ver el disgusto de nuestros compañeros de viaje y afición y charlar con ellos y la guardia civil, tuvieron que ir al cuartel para poner la denuncia de la fechoría nocturna, no puedo decir que tuvimos suerte, por que cuando un compañero sufre un ataque asi, lo sufrimos todos.

Nosotros nos marchamos a hacer otro sendero por Sepúlveda esta vez el circular de los dos ríos, que discurre por el perímetro de la población y que comienza en el mismo puente de Talcano como el día anterior y termina en la parte alta del núcleo urbano.









Terminado el recorrido en esta iglesia ya en la población disfrutamos del entorno urbano y tomamos algo en la plaza abarrotada de turistas, como no había sitio, en ningún bar, compramos unas cervezas y un picoteo y lo tomamos en uno de los bancos de la plaza disfrutando de las vistas.







Después de terminar la visita a la población que ya conocíamos de un viaje anterior bajamos hasta el aparcamiento de las autocaravanas en la parte baja y comimos en la autocaravana, para después partir hacia la población de Coca, tambien en la provincia de Segovia para visitar su castillo tan peculiar.

Llegamos a Coca y aparcamos en una de sus calles mas anchas y de allí decidimos dar una vuelta y conocer la población y sus edificios mas emblemáticos que no son pocos hasta que llegamos a las inmediaciones del castillo y sus puertas.






Al llegar a la puerta del castillo, pregunte al guía los horarios de las visitas y me comento que si no teníamos cita previa no podríamos verlo, pero al no tener mucha gente podíamos entrar los dos y hacer la visita interior en ese mismo momento con el resto del grupo, asi que nos dejaron entrar con el perro, lo atamos en una reja del interior cerraron las puertas del castillo y disfrutamos previo pago de la entrada de la visita guiada por el interior del castillo...










La visita estuvo genial, muy bien explicada por el guía y muy amenas todas las explicaciones históricas de este edificio tan singular y llamativo, al salir ierri nos esperaba en la puerta en el patio interior, nos reunimos ya los tres y decidimos dar una vuelta al castillo por fuera para hacer algunas fotos mas.






Después tomamos algo en un bar cercano donde venden productos típicos y comestibles de la zona y nos volvimos a la autocaravana ya de noche para cenar y dormir después de un día completo sin parar entre la mañana por Sepúlveda y toda la tarde en el municipio de Coca, por tierras Segovianas.

Lunes 12 de Octubre de 2020.

Amanecemos en Coca y hemos dormido muy tranquilos a los pies de la Torre de San Nicolás, donde subimos después de desayunar antes de poner rumbo de vuelta a casa en nuestro ultimo día de estas mini vacaciones por tierras de Castilla y Leon, en la provincia de Segovia mas concretamente.







Antes de dejar la Coca, a la salida se encuentra la fuente de los cinco caños, edificio de epoca romana, donde tomamos agua de sus fuentes hicimos algunas fotos y nos pusimos en carretera hacia Zaragoza, entre kilómetros y kilómetros de bosques de gran extensión.




En el camino y al pasar por Peñafiel, decidimos intentar visitar su castillo y a pesar de poder acceder hasta arriba sin problema y poder aparcar, no habia entradas por estar todo vendido por reserva anticipada, es lo que tiene la pandemia, que no hay muchas posibilidades de hacer actividades sin reservar previamente, estuvimos un rato en los alrededores para hacer algunas fotos y continuamos con nuestro viaje.




Se queda pues la visita interior para otra ocasión, ahora ya sabiendo que podemos aparcar para la visita, llegamos a Zaragoza por la tarde con un buen sabor de boca por tres días de disfrute intenso, pero con la parte negativa de las pedradas recibidas a algunas autocaravanas en Sepúlveda, espero que no ocurra mas, por que da muy mala imagen para el turismo en la población.

Fin de la escapada.