martes, 31 de marzo de 2015

Congost de Mont Rebei y Mallos de Riglos (Sendero circular, Septiembre 2013)

Con pocas de semanas de diferencia, visitamos de nuevo los mallos de Riglos, pero para hacer la ruta senderista mas asequible, que es la circular..., Pero comenzare por el principio del relato, desde que vi las primeras fotos de la inauguración de la ruta y pasarelas del Congost de Mont Rebei, tenia ganas de visitarlas y este fin de semana con unos amigos pudimos hacer una salida senderista de nuevo.

Viernes 13/09/2013.

El viernes 13 de Septiembre, salimos de Zaragoza dirección al área de Tremp, ante la duda de si se podía pernocta en el aparcamiento del inicio de la ruta o de la población de Montañana, pueblo partido en dos por las comunidades autónomas de Catalunya y Aragón.



Llegamos ya casi de noche, por lo que hice las fotos del área a la mañana siguiente, el área se encuentra justo en el lateral del pabellón polideportivo y a pocos pasos del centro de la población de Tremp, donde pudimos tomar algo en las muchas terrazas de su rambla principal.
La señalización del área esta correctamente señalizada desde cualquier punto que se entre a la población, no tiene perdida...

Sábado 14/09/2013.

El sábado por la mañana nos pusimos rumbo hacia el aparcamiento del punto de salida desde la parte catalana del sendero, el aparcamiento de "La masieta", es el punto de partida y donde se encuentra el aparcamiento, por la gran afluencia de coches es aconsejable dejar la autocaravana en un pequeño descampado antes de entrar en el aparcamiento, preguntado al guarda si se puede hacer pernocta nos contesto que si que podía, por ese motivo no aparquéis en  el aparcamiento y no molestaremos a los turismos que puedan caber en el lugar reservado para ellos, como digo por volumen y para maniobrar mejor fuera y la salida será mas fácil...
El recorrido es bastante largo nosotros no lo hicimos entero solo hasta las pasarelas colgantes de madera.






Hasta la primera pasarela no veremos gran cosa, mas allá de la belleza del corte de las montañas por donde trascurre el rio Noguera y que allí se realizan actividades de ocio como la escalada y los paseos en piraguas, cosa que volveremos para hacer algún fin de semana, las empresas turísticas se encuentran en Montañana.






Como se puede apreciar en la parte catalana del recorrido el camino esta escavado en la roca, hay que estremar la precaucion si se va con niños o llevamos nuestras mascotas debemos llevarlas atadas, por la peligrosidad de esta parte del recorrido, tener en cuenta al caminar de no tirar o hacer caer piedras al rio, pues es peligroso también para las personas que estén realizando actividades en sus aguas.
Una vez pasada la segunda pasarela pasaremos a la parte aragonesa del recorrido y nos dirigimos hacia las pasarelas colgantes de madera.











Poco mas alla de las pasarelas, decidimos no continuar el sendero hasta Montfalco, punto de inicio de la ruta desde la parte Aragonesa, recuerdo de nuevo que si vais con niños extremeis la precaucion también en las pasarelas de madera, se encuentran a gran altura y los pequeños pueden caerse por alguno de los huecos entre la pasarela y la pared, nunca esta de mas extremar las precauciones, para pasar un buen dia en este maravilloso entorno.
Asi que os pongo una fotos ya de vuelta hacia la autocaravana...




Pasado ya el dia en este magnifico sendero que os recomiendo y no os podéis perder, pusimos rumbo de nuevo a Riglos, para poder hacer el sendero circular de corto recorrido muy asequible para todos los públicos y que no tiene nada que ver con el primero que hicimos.

Domingo 15/09/2013.

El domingo ya en el pueblo de Riglos,  de buena mañana aprovechamos que el sol no castigaba con mucha fuerza para hacer la ruta circular mas frescos. El recorrido se puede hacer en ambos sentidos, pero nosotros decidimos hacerlo por el sentido que primero cruza el pueblo como la vez anterior, así que volvimos a hacer la subida entre los dos mallos principales.
El dia que estuvimos se celebraba una carrera, por la ruta circular por lo que de vez en cuando teníamos que parar para dejar paso a los corredores.





 

Una vez en la cima y justo la parte media del recorrido descansamos con un pequeño almuerzo para retomar fuerzas y admirar las vistas magnificas de un dia despejado, aprovechamos para dejar pasar al grosor de los corredores y nos invitaron en la zona de avituallamiento a agua y fruta, según ellos aligerarse de peso para no tener que bajarlo ellos, agradecidos por el presente de fruta y agua continuamos nuestro camino hacia el punto de partida, el pueblo de Riglos.







Y Hasta aquí el recorrido que acaba de nuevo en el pueblo, nada que ver con el anterior, después de comer vuelta a casa y descanso de dos días intensos con dos caminos de senderismo muy recomendables y especiales, esperemos que os gusten y los hagáis los que aun no habéis estado..
Hasta la próxima!


domingo, 29 de marzo de 2015

Mallos de Riglos, Castillo de Loarre y Colegiata de Bolea (Agosto / Septiembre de 2013)

Como nos gusta mucho el senderismo, ya os dije alguna vez que hacíamos muchas rutas sacadas del libro del donostiarra Ibon Martin titulado "Rutas para descubrir los Pirineos".
Esta vez intentando enlazar varias cosas que queríamos ver y no lo habíamos hecho con la autocaravana, decidimos tomar como base de nuestro fin de semana realizar el sendero PR HU 98, en el libro en la pagina nº 68 lo titula "El reino de los Mallos".
Es un recorrido largo de aproximadamente 14 Kilómetros circular que sale y llega a las afueras del pueblo y como bien advierte el libro hay que hacerlo bien preparado de agua y protección del sol sobre todo en épocas estivales, Tengo que decir que es uno de los senderos mas difiles que hemos hecho y no por que sea malo, si no por el mal estado en que se encuentra, la maleza y los postes viejos de la luz abandonados en el sendero dificultan el camino y hay que estar muy atento a las señales, nosotros lo pasamos mal, este recorrido no es el circular de Riglos, mas corto.
Pero bueno, advertidos de la dureza del recorrido vamos por partes y situémonos en fechas.

Viernes 30/08/2013.

Habíamos pasado alguna vez por la carretera y veíamos los mallos, pero esta era la primera vez que los visitábamos, y con las dificultades que ponen a las autocaravanas en la provincia de Huesca, quería comprobar si se puede hacer turismo tranquilamente, haciendo lo correcto y sin molestar a nadie...
El viernes llegamos al aparcamiento mas alejado de la población que usan las campers y sus dueños para hacer escalada, aquí es muy común ver gente de todas partes unidas por esta afición, recordareis que hace no mucho se hizo un anuncio desde una de las paredes de los mallos por una compañía de telefonía móvil.


Esta spot publicitario se hizo en 2013, poco después de ir nosotros o así, mas o menos.
Como decía llegamos al aparcamiento y visitamos el pueblo para tomar algo y ver atardecer con un rojizo impresionante en los mallos.




Al anochecer llegaron mas autocaravanas y furgonetas para preparse a la mañana siguiente para hacer la actividad deseada de cada uno.

Sábado 31/08/2013.

Amaneció un sábado estupendo para hacer senderismo y nos pusimos en camino bien temprano, con el libro de Ibon en la mano decidimos hacer el camino a la inversa de como lo detalla y subimos primero por los mallos para hacer el camino circular largo.






Luis se empeño en llevar a la pequeña en la cesta de la bici, improvisando una mochila, porque la Linda ya esta muy mayor para estos trotes.., Superada la subida aquí ya el camino se parte en dos, unos el circular corto que rodea a los mallos y el otro que es que tomamos nosotros es de la peña por escalate en dirección a la Borda de Escalate, edificio en ruinas al pie del camino.







Aquí el camino se cruza con el GR 98 y comienza la foz de Escalate, al otro lado una extensa panorámica y la sensación con un calor tremendo que de que el sendero se nos haría largo, pero aprovechando la poca agua que encontrábamos para refrescarnos, el camino se hacia llevadero.





Al otro lado de la Foz se puede ver desde la altura el rio Gallego y a partir de aquí el camino hace una bajada por la montaña por una pista hasta casi la presa del embalse de La Peña. La panorámica y la cercanía de una zona boscosa nos refresco por un buen rato en esta bajada.








El sendero llega hasta las vías del tren que va de Zaragoza a Canfranc, que por aquellas fechas estuvo cerrado al trafico durante bastantes días por el descarrilamiento de un tren de mercancías algo muy frecuente por desgracia y ya habitual.
Aquí ya el GR- 98 va hacia La Peña pueblo, y nosotros vamos en dirección a cerrar el circulo en dirección a la presa.
Con una visión espectacular del pantano y la presa nos quedamos, por que aquí el camino empieza a subir, evitando las vías del tren, es muy peligroso meterese en los tuneles para evitar la montaña, son largos en curva y sin luz al otro lado por lo que no caigáis en la tentación de probarlo, es un consejo.





A partir de aquí, emprendemos camino hacia Carcavilla donde se encuentra una central eléctrica y el camino es ascendente de nuevo, hay que tener cuidado especial por que el camino de nuevo atraviesa las vías del tren y poner mucha atención a las marcas para seguir nuestro camino, en este punto es fácil perderse..., la dificultad añadida era la maleza que tapaba el camino y los restos de los postes de electricidad antiguos abandonados cortando el camino.






Los mallos ya se divisaban, pero no estaban tan cerca, el agotamiento empezaba a hacer estragos y aun quedaba camino por hacer, desde por la mañana que habíamos salido entre paradas y descansos, la tarde ya hacia acto de presencia, pero la meta ya estaba a la vista.
Ya debajo de los mallos la visión de estos es espectacular, y cuando llegamos al cruce donde habíamos pasado por la mañana nos sentimos que habíamos ganado a la adversidad del camino.







Ni que decir tiene que la jarra de cerveza fresquita en el bar del pueblo fue la guinda fantástica y que aquella noche descansamos a pierna suelta después de una ducha reparadora y una cena tranquila...

Domingo 01/09/2013.

El domingo tenia dos destinos en mi mente uno de ellos era el castillo de Loarre y la colegiata de Bolea, asi que nos dirigimos al primer destino del dia, al pagar la entrada también nos apuntamos a la visita guiada, siempre muy instructiva y que luego no recuerdas nada cuando acaba, cosas de la edad, que solo te acuerdas de algún detalle o anécdota que te cuentan durante la visita.
Por cierto muy recomendable que para los que aun no lo conozcáis.









Después de la visita guiada estuvimos un rato paseando por el recinto haciéndonos algunas fotos y disfrutando de las vistas que tiene este recinto con tantos años de historia y que fue escenario de la película "El reino de los cielos".


Lo dicho nosotros nos hicimos algunas fotos mas ya a nuestro aire...







Luis como siempre tan gracioso, nos enseña como eran las letrinas de la época y las caras que debía poner la princesa de la época en sus apretones diarios, menos mal que la ventilación en aquella época era de lo mas natural con unos ventanales a la altura muy acertados.








De aquí parte un camino que va hasta el santuario de la virgen de la peña,que tengo intención de hacer en cuanto me sea posible y que pormete por sus vistas y por que tiene que estar muy bien, lo que no se desde donde será mejor hacerlo, bueno ya lo vere...
En el aparcamiento del Castillo de Loarre se prohíbe expresamente la pernocta, asi que avisados estais no juguéis con la fortuna y buscad otro sitio, por que aquí aun habiendo mucho sitio no esta permitido.
Después de la visita al castillo comimos en al aparcamiento y nos dirigimos a Bolea para ver su colegiata esplendida.
Cuando lleguéis a Bolea aparcar en las calles mas anchas que veais por que el pueblo se va estrechando y no os aventuréis a entrar con la autocaravana, aunque algún cabezon abra que se meta hasta la plaza del ayuntamiento...luego no hay sitio para hacer maniobras y las calles son muy estrechas en su casco antiguo.
La colegiata previo pago entras y te encienden las luces para que puedas admirar su belleza de arquitectura sobre todo en sus techos, nosotros el domingo pro al tarde de ese fin de semana eramos los dos únicos visitantes por lo que el disfrute de la colegiata como ella...fue mayor.









Visto el interior de la colegiata vale la pena al salir continuar el camino hacia el montículo superior y poder tener unas vistas panorámicas tanto de la cubierta externa de la colegiata como de todo el entorno hasta donde se pierde la vista, no os lo perdáis.






Y hasta aquí el relato de un fin de semana cargado de actividad senderista y cultural en la comarca de la Hoya de Huesca, ya sabeis estar al loro y atentos a las señales, aparcando como se debe y sin hacer barbaridades no nos deben de estar tocando las narices.
Hasta la próxima!