lunes, 24 de octubre de 2011

Viaje a la Bretaña Francesa agosto 2011, dia 5

Día quinto del viaje y amanecemos cerca de la playa de Plomeur, en el aparcamiento de hierba la húmeda es muy intensa y el amanecer suave después de la oscura y tranquila noche...
Nada mas desayunar ponemos rumbo a Penmarch, mas concretamente al faro de Sant Piere, un lugar tranquilo y relajado para hacer algunas fotos antes de que el sol se eleve mas...
Plomeur - Penmarc´h 5,5 kilómetros.
Pinchar aquí:
Aparcamiento al lado del faro de Penmarch






En Francia creo que como en todas partes las primeras horas de la mañana y las ultimas de la tarde son las mejores para poder hacer fotos sin mucha gente, decir también que hay posibilidad de subir al faro y disfrutar de la panorámica, cosa que en este faro no hice, y añadir que la plaza que esta a las puertas del faro se encuentra la oficina de turismo por si necesitamos información adicional...






Después de pasar una mañana tranquila paseando entre estos gigantes desafiantes del mar, y observarlos de cerca y de lejos pusimos rumbo hacia Douarnenez...
Penmarch - Douarnenez 38 kilómetros.
Pinchar aquí:
Aparcamiento en puerto
En pocos kilómetros hay muchisimos contrastes, ahora hemos pasado de una punta, la punta de Penmarch, a una ciudad inminentemente pesquera de gran volumen, decir que no encontrábamos aparcamiento y decidimos acercarnos a la zona portuaria ya desde lejos divisabamos algunas autocaravanas en el puerto una vez allí vimos que el gálibo estaba reventado y que la mayoría de los allí estacionados eran franceses que les gusta la pesca y el ambiente marinero, decir que se podía aparcar, pero no estaba permitida la pernocta...








Muy cerca a esta zona están las pescaderías en el mismo puerto y las grandes conserveras ubicadas en la zona, hay bastantes tiendas en las que se pueden comprar elaborados de pescados de todo tipo patés de atún, de mejillón, sopas de pescados en lata y latas de sardinas variadas con aceites aromáticos, picantes etc, nosotros compramos un pequeño lote de productos variados para probar los elaborados de la zona.
Desde el puerto se puede ir andando bordeando la zona industrial donde hay unas pequeñas calas con diminutas playas de arena, llenas por cierto, y se llega con ameno paseo al otro lado desde donde se divisa la isla de tristan.
La tienda que visitamos tenia curiosamente la marca del lugar que anteriormente habíamos visitado por la mañana...


Ya después de comer nos dirigimos hacia otro de nuestros puntos mas deseados de ver, la pequeña población de Locronan.
Douarnenez - Locronan 10 kilómetros.
Área a la entrada de la población
Es muy fácil hacer las cosas bien y Locronan lo saben muy bien para traer turistas y que se encuentren en perfectas condiciones con sus vehículos, con servicios de carga y descarga y unos baños a la entrada por el módico precio de 5 euros que pasan a cobrar por la mañana un señor del municipio que te proporciona una viñeta y un ticket como resguardo por el aparcamiento de autocaravanas en una zona arbolada y resguardada del sol...


Aquí nos volvimos a encontrar con Loli y José...










Un magnifico atardecer en un lugar maravilloso, ya a ultima hora sobre las siete de la tarde y la gente ya recojida para cenar el lugar recobra protagonismo delante de la cámara...
Esta noche dormimos aquí tranquila mente...
Fin del quinto día miércoles 17 de agosto.

No hay comentarios:

Publicar un comentario